7 tradiciones curiosas de Navidad alrededor del mundo | Navidad en elsalvador.com
Curiosidades

7 tradiciones curiosas de Navidad alrededor del mundo

patines-y-tradiciones-curiosas

Todos sabemos nuestras propias tradiciones, y por lo general, la mayoría pensamos que estas son las mismas o casi las mismas alrededor del mundo. Les preparamos una lista de tradiciones de varios países del mundo, que si no son el país de ustedes, los dejaran un poco mas que sorprendido.

1. Noruega: Esconder escobas

En este país, se cree que en las vísperas de Navidad, rondan malos espíritus y fantasmas. Por ello, nadie se va a dormir sin esconder las escobas de estos espíritus.

2. Venezuela: En patín a la misa

En Caracas, la capital de Venezuela, se acostumbra ir a misa el día de navidad, lo diferente, es el método de transporte: los patines. Es usual que el trafico de carros se corte ese día para facilitar la movilidad de aquellos que aun guardan esta tradición.

3. República Checa: Arrojar zapatos

Y esta tradición es para las mujeres checas que están solteras. La tradición consiste en que las solteras que desean saber si estarán casadas para el próximo año, deben pararse despaldas a una puerta, el día de nochebuena, y arrojar un zapato hacia atrás sin mirar, y por arriba de su hombro. Si la punta del zapato cae mirando hacia la puerta, esta soltera, estará casada antes del final del próximo año. Si por el contrario, el tacón del zapato es el cae mirando la puerta, de acuerdo a esta tradición, en este caso, deberá esperar un año mas por esa boda tan deseada.

4. Japón: No se envían tarjetas rojas

Aunque en el occidente, el rojo es uno de los colores preferidos de la navidad, en Japón, se utiliza el color rojo para las tarjetas fúnebres, por lo tanto se considera de mal gusto el enviar tarjetas de navidad de este color.

5. Italia: “La Befana” en vez de Papá Noel

La historia folclórica de Italia en cuanto a esta tradición, cuenta que hace mucho tiempo, tres hombres sabias se detuvieron a hablar con una vieja bruja muy amable, llamada Befana, para preguntarle si sabia en donde encontrar a Jesús.

Ella no sabia, pero fue tan hospitalaria con estos tres sabios, que le invitaron a que se les uniera en su marcha. La Befana, no aceptó, diciendo que estaba muy ocupada. Sin embargo, ella luego se arrepintió de su decisión, y la leyenda cuenta que desde entonces, ella recorre el mundo en busca de estos tres sabios y de Jesús. En su camino, deja regalos a los niños de cada hogar por el que ella pasa.

•Continúa leyendo en la siguiente página•

Haz clic para comentar
Hacia arriba